Huevos de gallinas alimentadas a base de maíz
Un huevo al día, ¡es alegría!

Un huevo al día, ¡es alegría!

Sí, sí, como lo lees: “Un huevo al día es alegría”. Además de que están buenísimos, son muchos los motivos por los que se recomienda su consumo diario. Y para que puedas defender tu postura, te damos varias claves de por qué incluir los huevos en tu dieta diaria no tiene una repercusión negativa sobre tu salud. ¡Más bien todo lo contrario!

¿Cuántas veces has escuchado la frase “como te pases con los huevos te va a subir el colesterol”? ¡Mitos y más mitos! Los huevos contienen lipoproteínas de alta densidad, más conocidas como “colesterol bueno”. Es cierto que el colesterol es uno de los peores enemigos del corazón y esto se debe a que, al oxidarse, se vuelve dañino. Sin embargo, la yema del huevo contiene antioxidantes como el triptófano y la tirosina que evitan que este proceso tenga lugar. ¡Teoría desmontada!

Y, por si no fuera suficiente, ¿sabías que casi todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita se pueden encontrar en este alimento? Por eso, son muchos los expertos nutricionistas que recomiendan incluso empezar el día incluyendo un huevo en la ya bautizada como “comida más importante del día”: el desayuno.

Prevenir enfermedades cardiovasculares

Entonces, ¿por qué tienen tan mala fama? Una serie de creencias equivocadas sobre sus beneficios y, sobre todo, la falta de información, han hecho que dejemos de lado uno de los alimentos más nutritivos y ricos en proteínas, tanto para los niños como para los adultos.

Diversas investigaciones internacionales sugieren que aumentar la ingesta de este alimento puede incluso ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares. Y no solo eso, sino que cuentan con una larga lista de beneficios que los avalan. No lo decimos nosotros… ¡lo dice la ciencia! Así que ya puedes disfrutar sin remordimientos del sabor de los huevos de siempre y, lo más importante, ¡siempre que quieras!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.