Huevos de gallinas alimentadas a base de maíz

Calidad

Un exhaustivo control sanitario

Calidad

Un exhaustivo control sanitario

La seguridad de los huevos que vendemos es una cuestión fundamental para Demillo. Por eso hemos desarrollado un sistema de gestión de la seguridad alimentaria que sigue la norma IFS (International Food Standard) en clasificación, envasado y distribución.

 

Realizamos un exhaustivo control sanitario durante todo el proceso productivo. El cereal que comen nuestras gallinas se analizan química y microbiológicamente para garantizar su idoneidad. Además, contamos con un sistema de análisis de peligros y puntos de control críticos que abarca desde la alimentación de la gallina hasta el análisis del producto previo a su salida al mercado.

 

Nuestros huevos camperos cuentan también con el sello de Galicia Calidade, certifica la calidad de los productos avalada por su origen gallego y es una referencia de confianza para los consumidores.

Menos carga bacteriana

Demillo está a la vanguardia en tecnología. Contamos con un Centro de Clasificación y envasado que detecta los huevos sucios, fisurados o rotos, así como las manchas de carne o sangre en el interior del huevo.

 

Igualmente, los huevos son sometidos a un pase de rayos ultravioleta que baja la carga bacteriana de la cáscara.